格 凸 河 GETU VALLEY

Ya volvemos a estar en casa después de un gran viaje por tierras chinas. Los objetivos de escalada se cumplieron, pudimos descubrir parte del sud de China e hicimos algún que otro amigo chino.

Partimos desde Bangkok y estuvimos viajando durante 4 días hasta llegar al pequeño pueblo llamado Getu He, situado en la provincia de Guizhou, China.

Pasamos por caminos de tierra, ciudades inmensamente grandes, paisajes llenos de vegetación, ríos completamente contaminados y un sinfín de lugares que no acabaría nunca de decir pero que cada uno de ellos nos enseñó cómo es este país.

Getu He es un pequeño pueblo que no tiene más de 10 casas y donde la mayoría de los habitantes te dejan dormir en sus casas por menos de 5 euros la noche.

Alrededor del pueblo hay un total de 15 sectores de escalada que se dividen en 3 áreas. Se pueden llegar a todos ellos caminando y en algunos de ellos cogiendo una pequeña barca para cruzar el río por el precio de 0,10 céntimos de euro.

Nosotros fuimos a los sectores de WHITE CRAG, GREAT ARCH y PUSSA YAN

White Crag es una zona que tiene muy buena calidad de roca y que esta repleta de pequeños agarres. La gran mayoría de las vías están graduadas como 6a hasta algunas vías que llegan al 7a. Las vías son de 30 metros y cada una de ellas tiene su propia reunión.

Great Arch es uno de los lugares más difíciles de escalada deportiva en el mundo, donde nosotros solo pudimos tocar la reunión de una pocas bonitas vías. El arco tiene 164 metros de altura, 230 metros de ancho y 449 metros de largo. Realmente de vértigo, pero el paisaje es increíblemente increíble.

En la parte izquierda del arco las vías van del el 5c al 9a dando preferencia a las vías de octavo grado. En la parte derecha del arco las vías van del 5a al 8b+ dando preferencia a las vías de sexto grado. También tiene un total de 3 vías largas: Nihao Wokepa, Corazon de ensueño y Lost in Translation.

_DSC1657_DSC1588

_DSC1629_DSC1534

_DSC1706

Pussa Yan significa “madre protectora superior” en el dialecto Miao. Dependiendo de cómo le toque la luz solar se puede ver una gran mujer con la ropa tradicional de la región. Es una montaña con forma triangular de 180 metros de altura. Por la parte central sube un bonita vía larga de 180 metros y de 6 largos y toda su base esta llena de vías de escalada deportiva. Las vías van del 4b al 7c dando preferencia a las vías de sexto grado.

_DSC1480

_DSC1765

Después de disfrutar y desconectar totalmente de la ciudad continuamos nuestro camino hacia las grandes ciudades de China.

CRAZY HORSE BUTTRESS

No es fácil poder ir a escalar en una buena zona en Tailandia ya que dependiendo donde vives tal vez necesitas coger un avión o estar varias horas en un Autobús o ir en tren durante 10 horas. Nosotros a dos horas de casa tenemos una zona de escalada bastante buena ( Nam Pha Pa Yai ), pero podríamos decir que es la zona del “día a día”, y este fin de semana queríamos escalar en una nueva zona y en nuevos sectores.

El pasado viernes nos pusimos en marcha dirección a Chiang Mai, al norte de Tailandia. (9 horas en autobús)

No es la primera vez que escalamos en esta zona, pero sí que en los sectores y ahora puedo decir que hemos encontrado los mejores sectores de la zona.

La zona se llama Crasy Horse Buttress y tienes 17 sectores,  algunos con más calidad que otros pero la verdad es que muy bonitos y con vías recomendadas en casi todos.

blog 7

Los  sectores que me gustan más son, Crasy Horse Area y Heart Wall.

Crazy Horse Area es donde se hicieron las primeras vías. Es una zona donde tienes que usar muy bien los pies y donde puedes escalar una de las vías clásicas de la zona,” Blood, Love and Steel” 6c. La graduación va del 5b al 8a+ y con un total de 32 vías.

blog10

blog3

blog 4

Heart Wall es uno de los sectores más nuevos y es donde podemos encontrar las vías con más calidad de la zona. Puedes escalar 4 vías muy buenas: ” Jai Yen Yen” 6c+, “Dee Jai Tee Dai Geud” 6b+, “Ruam Jai” 6a+, “Dtang Jai” 6c. La graduación va del 5a al 7a+ y con un total de 20 vías dando preferencia a los 6c. (Necesitaras una cuerda de 70 metros )

blog 1

blog 5Este fin de semana aparte de encadenar algunas vías muy bonitas y sentir muy buenas sensaciones, Ya hizo algo nuevo como escaladora, subió de primera su primera vía. Siempre era yo quien subía de primero para que ella pudiera escalar las vías en Top Rope pero esta vez dijo:

“No voy a subir en Top Rope, quiero aprender y sentir la sensación de ir de primera”.

Phasak River Wall – NAM PHA PA YAI

 No teníamos mucho tiempo aquel fin de semana y solo podíamos ir a una zona que estuviera relativamente cercana de casa. En la última entrada ya explique que la zona que tenemos más cerca de casa es, Nam Pha Pa Yai, así que de cabeza que nos fuimos.

La última vez estuvimos escalando en la parte de Bat Cave Wall, así que esta vez queríamos ir a la otra zona del río que se llama Phasak River Wall.

Para llegar a esta zona, no tienes que hacer ni una larga ni una corta aproximación caminando, sino que nada más ni nada menos que tienes que cruzar el río con una Tirolina.

_DSC1397

Una vez cruzado el río te encuentras con las vías de escalada enfrente con una bonita cueva y las reseñas de las vías colgadas de un tablero de madera.

_DSC1372

La zona es buena y sus vías van desde el 5 grado al 8b, dando preferencias a los grados de 6 y 7. En la zona central de la pared hay 3 techos consecutivos que es por donde cruzan las vías de octavo grado. En la parte de la derecha hay unas vías con una calidad muy buena que van desde el 6b al 7c+. Y en la parte de la izquierda hay  otras tantas vías que van desde el 5+ al 7a y que están formadas por multitud de salientes y repisas, donde hay alguna zonas de “prohibido caerse”.

_DSC1393

_DSC1376

_DSC1382

Cuando escalas en Tailandia muchas veces te preguntas, podemos encontrar serpientes (pit viper, cobra, cobra real), escorpiones, ciempiés, arañas (tarántula), etc. Y la respuesta es que Sí, así que lo mejor que podemos hacer es observar bien la naturaleza y estar atentos a los “ruidos”.

*Comparando las dos partes de Nam Pha Pa Yai, me quedo claramente con la parte de Phasak River Wall.

Bat Cave Wall – NAM PHA PA YAI

Han pasado ya casi dos semanas desde que fuimos por primera vez hasta esta zona de escalada. En Tailandia las distancias son bastante largas y esta es una de las zonas que tenemos más cerca (solo tardamos dos horas en llegar) y además es bastante fácil de acceder. Por eso seguimos pensando en cómo puede ser que hayamos tardado tanto en ir a este lugar, teniéndolo relativamente cerca de casa.

La zona está situada cerca de un pequeño pueblo llamado Kaeng Khoi, en la provincia de Saraburi.

Las zonas de escalada se reparten en dos: Pasak River Wall y Bat Cave Wall. Para llegar a Pasak River tienes que atravesar el río Pasak. Para ello tienes que tirarte por una tirolina que lo cruza. Para llegar a la zona de Bat Cave solo tienes que caminar diez minutos desde la zona en la que puedes dejar el coche.

La primera vez que fuimos a escalar, fuimos con Nico, la hermana de Ya. Mientras yo bajaba de una de las vías, me picaron siete avispas y terminé con fiebre y hecho un “cromo” y ellas dos con un buen susto.

Para escalar en Tailandia, como en algunos de los países en esta zona de Asia, se tiene que tener mucho cuidado con algunos de los animales e insectos que te puedes encontrar a lo largo de las vías de escalada. En Bat Cave mismo, pudimos ver parte de las avispas, una serpiente Pit Viper, tres ciempiés y muchísimas mudas de serpiente, entre otros muchos insectos.

* Todas las fotos de esta entrada son de la zona  Bat Cave Wall

IMG_6534

IMG_6537

IMG_6574

IMG_6644

IMG_6603

IMG_6635

1418519746525

ROCKTRIP LAOS

El viaje comenzó en Bangkok en la estación de autobuses de Mo Chit. Cargamos todo el material en el autobús y esperamos a que el bus se pusiera en marcha dirección a la capital de Laos, Vientiane. Eran las 8 de la noche y llovía de una manera que no parecía que volvería a salir el sol nunca más. Pasamos 10 horas atravesando toda Tailandia hasta llegar a la frontera de Laos. Pasamos sin problemas y nos plantamos en Vientiane en 2 horas. Solamente salir del bus una docena de conductores de tuk-tuk estaban esperando ansiosamente para ver quién sería el afortunado que nos llevaría al Hostal donde nos quedaríamos aquella noche. Aquel primer día nos dedicamos a visitar la ciudad. Una ciudad con pocos turistas debido a las malas críticas que le hacen. Nuestro objetivo no estaba en la ciudad así que ya estábamos pensando en los próximos días que teníamos por delante.

Wat That Luang Neua
Wat Si Saket

Al día siguiente nos pusimos dirección a la estación de autobuses del norte de Vientiane para coger una pequeña furgoneta que nos llevaría hasta el pueblo de Vang Vieng. Fueron sólo 4 horas pero, la mayor parte de la carretera no estaba asfaltada, era un camino de tierra con baches y llena de polvo y recuerdo que hacia la mitad del camino se puso a llover.

Llegamos pasadas las 8 de la noche y fuimos a dejar rápidamente las mochilas al Hostal donde nos quedaríamos los próximos 3 días. Teníamos hambre y nos fuimos a cenar a un restaurante local que nos quedaba cerca.

Al día siguiente nos levantamos a las 8 de la mañana y las 9 ya estábamos de camino a las vías de escalada. Para llegar cogimos un tuk-tuk que nos aproximó a las vías y desde allí cogimos una pequeña barca donde cruzamos el río. Una vez cruzado el río solo caminamos 5 minutos para llegar a la zona de escalada.

Zona de escalada Sleeping Wall ( 5a – 7b+ )
Cruzando el río Nam Song

La zona llamada Sleeping Wall tenía dos partes, una que estaba dentro de un desfiladero con los primeros seguros algo mojados, debido a la lluvia de los últimos días y otra parte fuera donde la pared era muy buena. Esta zona nos gustó mucho así que repetimos el siguiente día.

Ya escalando en una de las paredes del desfiladero
Yo debajo de las vías de la parte de afuera

El último día de escalada fue algo más que escalada, fue una aventura algo comprometida. Desde el Hostal las vías nos quedaban a 5 km así que decidimos ir caminando. Pasamos por medio de todo el pueblo, atravesamos ríos con puentes de madera, caminando largo tiempo por arrozales hasta llegar a una casa de una señora mayor donde nos dio una llave para pasar por sus tierras e ir hacia las vías. Todo esto parecía normal y la verdad es que muy bonito, pero lo que no sabíamos era lo que nos esperaba después. Un camino en medio de la selva, lleno de plantas gigantescas con insectos, donde ninguno de los dos sabía bien cuál era la dirección, pero solo veíamos un pequeño camino que lo íbamos siguiendo todo el tiempo. Llegamos a un punto donde se hizo imposible atravesar la vegetación y dimos la vuelta.

Primer puente de madera con el Río Nam Song
A las afueras del centro de Vang Vieng

Los dos pensábamos que no podríamos escalar, pero mientras caminábamos de vuelta vimos otro camino que iba directo hacia la pared que teníamos delante. Lo seguimos y nos pusimos de lleno en un camino con rocas, así que esta vez nos tocó empezar a trepar, dejamos de ver el sol y el ambiente era cada vez más húmedo, las rocas estaban mojadas y llenas de insectos, pero al largo tiempo de caminar por ese “camino” salimos a la zona de escalada, con un sol radiante, las vías muy buenas y con una calidad de roca buenísima. Todavía pensamos si fue buena idea atravesar toda aquella vegetación, pero al fin y al cabo pudimos escalar, que es lo que estábamos buscando.

La zona llamaba Pha Daeng, está separada por tres partes, llamadas Left wall, Hangover wall y Main wall, la dificultad va desde el 5b al 7a+. Con gigantescas chorreras que caían por toda la pared con una piedra caliza perfecta. Donde se juntaban las chorreras, los agujeros y las finas placas, todo esto hacían un paraíso ese lugar.

Hangover wall
Los dos en el sector Main wall,  Pha Daeng
Vistas desde Pha Daeng Mountain
Caminando entre arrozales

Al día siguiente nos subimos en un autobús que nos llevó de nuevo a Vientiane durante 3 horas y 30 minutos, después cogimos otro autobús que nos llevó al Noroeste de Tailandia atravesando el río Mekong durante 3 horas y desde allí cogimos otro autobús durante 7 horas mas y que finalmente nos llevó de vuelta a casa, Bangkok.

No puedo explicar todo lo que sentí en aquellos momentos, pero es una experiencia totalmente nueva a lo que no estoy acostumbrado. Las altas temperaturas, la vegetación de un clima tropical, los insectos, el nuevo tipo de roca, entre muchas otras cosas, hacen que aprenda mucho y me ayuden con mi camino como escalador.