ROCKTRIP LAOS

El viaje comenzó en Bangkok en la estación de autobuses de Mo Chit. Cargamos todo el material en el autobús y esperamos a que el bus se pusiera en marcha dirección a la capital de Laos, Vientiane. Eran las 8 de la noche y llovía de una manera que no parecía que volvería a salir el sol nunca más. Pasamos 10 horas atravesando toda Tailandia hasta llegar a la frontera de Laos. Pasamos sin problemas y nos plantamos en Vientiane en 2 horas. Solamente salir del bus una docena de conductores de tuk-tuk estaban esperando ansiosamente para ver quién sería el afortunado que nos llevaría al Hostal donde nos quedaríamos aquella noche. Aquel primer día nos dedicamos a visitar la ciudad. Una ciudad con pocos turistas debido a las malas críticas que le hacen. Nuestro objetivo no estaba en la ciudad así que ya estábamos pensando en los próximos días que teníamos por delante.

Wat That Luang Neua
Wat Si Saket

Al día siguiente nos pusimos dirección a la estación de autobuses del norte de Vientiane para coger una pequeña furgoneta que nos llevaría hasta el pueblo de Vang Vieng. Fueron sólo 4 horas pero, la mayor parte de la carretera no estaba asfaltada, era un camino de tierra con baches y llena de polvo y recuerdo que hacia la mitad del camino se puso a llover.

Llegamos pasadas las 8 de la noche y fuimos a dejar rápidamente las mochilas al Hostal donde nos quedaríamos los próximos 3 días. Teníamos hambre y nos fuimos a cenar a un restaurante local que nos quedaba cerca.

Al día siguiente nos levantamos a las 8 de la mañana y las 9 ya estábamos de camino a las vías de escalada. Para llegar cogimos un tuk-tuk que nos aproximó a las vías y desde allí cogimos una pequeña barca donde cruzamos el río. Una vez cruzado el río solo caminamos 5 minutos para llegar a la zona de escalada.

Zona de escalada Sleeping Wall ( 5a – 7b+ )
Cruzando el río Nam Song

La zona llamada Sleeping Wall tenía dos partes, una que estaba dentro de un desfiladero con los primeros seguros algo mojados, debido a la lluvia de los últimos días y otra parte fuera donde la pared era muy buena. Esta zona nos gustó mucho así que repetimos el siguiente día.

Ya escalando en una de las paredes del desfiladero
Yo debajo de las vías de la parte de afuera

El último día de escalada fue algo más que escalada, fue una aventura algo comprometida. Desde el Hostal las vías nos quedaban a 5 km así que decidimos ir caminando. Pasamos por medio de todo el pueblo, atravesamos ríos con puentes de madera, caminando largo tiempo por arrozales hasta llegar a una casa de una señora mayor donde nos dio una llave para pasar por sus tierras e ir hacia las vías. Todo esto parecía normal y la verdad es que muy bonito, pero lo que no sabíamos era lo que nos esperaba después. Un camino en medio de la selva, lleno de plantas gigantescas con insectos, donde ninguno de los dos sabía bien cuál era la dirección, pero solo veíamos un pequeño camino que lo íbamos siguiendo todo el tiempo. Llegamos a un punto donde se hizo imposible atravesar la vegetación y dimos la vuelta.

Primer puente de madera con el Río Nam Song
A las afueras del centro de Vang Vieng

Los dos pensábamos que no podríamos escalar, pero mientras caminábamos de vuelta vimos otro camino que iba directo hacia la pared que teníamos delante. Lo seguimos y nos pusimos de lleno en un camino con rocas, así que esta vez nos tocó empezar a trepar, dejamos de ver el sol y el ambiente era cada vez más húmedo, las rocas estaban mojadas y llenas de insectos, pero al largo tiempo de caminar por ese “camino” salimos a la zona de escalada, con un sol radiante, las vías muy buenas y con una calidad de roca buenísima. Todavía pensamos si fue buena idea atravesar toda aquella vegetación, pero al fin y al cabo pudimos escalar, que es lo que estábamos buscando.

La zona llamaba Pha Daeng, está separada por tres partes, llamadas Left wall, Hangover wall y Main wall, la dificultad va desde el 5b al 7a+. Con gigantescas chorreras que caían por toda la pared con una piedra caliza perfecta. Donde se juntaban las chorreras, los agujeros y las finas placas, todo esto hacían un paraíso ese lugar.

Hangover wall
Los dos en el sector Main wall,  Pha Daeng
Vistas desde Pha Daeng Mountain
Caminando entre arrozales

Al día siguiente nos subimos en un autobús que nos llevó de nuevo a Vientiane durante 3 horas y 30 minutos, después cogimos otro autobús que nos llevó al Noroeste de Tailandia atravesando el río Mekong durante 3 horas y desde allí cogimos otro autobús durante 7 horas mas y que finalmente nos llevó de vuelta a casa, Bangkok.

No puedo explicar todo lo que sentí en aquellos momentos, pero es una experiencia totalmente nueva a lo que no estoy acostumbrado. Las altas temperaturas, la vegetación de un clima tropical, los insectos, el nuevo tipo de roca, entre muchas otras cosas, hacen que aprenda mucho y me ayuden con mi camino como escalador.

Preparación del Rock Trip Laos

Llevaba las últimas semanas pensando en donde podíamos ir a escalar, esta vez buscaba algo nuevo y lleno de aventura y hoy lo hemos decidido al fin, nos vamos a Laos. En siete días partimos hacia un lugar lejos y poco conocido. Ya estamos preparando todo el material habitual para un viaje de escalada como: ropa de deporte, material duro de escalada, los pies de gato, el magnesio, el casco, etc y además algún material que no estamos acostumbrados a coger con frecuencia, como una red de mosquitos para dormir, pastillas para la malaria y un montón de DEET (repelente para mosquitos).

Me voy a Laos con Ya, mi chica y los dos pensamos que estamos a punto de empezar lo que puede llegar a ser la aventura más real que hemos tenido juntos.

Nuestro objetivo está en Laos y es ir a escalar en las montañas de Pha Daeng .Situado en el río Nam Song en la provincia de Vientiane a cinco horas de autobús del norte de la capital.

Uno de los mejores sitios de escalada en Asia, con una impresionante piedra caliza, que cuenta con más de 200 rutas de escalada. Tanto para principiantes como para expertos ya que tiene desde el 4a hasta el 8b dando preferencia a los 6b – 7a+.

Estas montañas han sido descubiertas hace relativamente poco, un chico de parientes franceses y parte de laos empezó a escalar en el 2002 y desde entonces que no han parado de descubrir nuevas zonas.

Río Nam Song con las montañas Pha Daeng
Una de las zonas de escalada

Tal vez una de las cosas más duras del viaje será llegar hasta el pueblo donde estaremos el resto de días. El viaje empieza en Bangkok, Tailandia, donde cogeremos un autobús que nos llevara hasta la capital de Laos, Vientiane durante aproximadamente 12 horas. Desde allí cogeremos un autobús que nos llevara por caminos de tierra con subidas y bajadas durante 5 horas hasta llegar a Vang Vieng.

Allí nos espera una vegetación densa propia de selvas subtropicales, un clima tropical y caracterizado por los monzones. Pensando en las fechas que vamos puede que nos salvemos de la infernal humedad ya que entra la estación fresca y el clima es más “agradecido”.

Estoy acostumbrado a terreno montañoso, donde predominan los entornos fríos y con nieve, e incluso en algunos momentos la alta altitud. Pero la selva es algo totalmente nuevo e intimidante pero a la vez emocionante.

Tham Phu Kham

Pienso que será una gran oportunidad para descubrir una parte del mundo donde también hay mucho potencial de escalada, podre entrar de lleno en la cultura de Laos ya que donde vamos se encuentra en el centro del país en pequeños pueblos y lo seguro, es que volveré a casa con muchas experiencias.