ROCKTRIP LAOS

El viaje comenzó en Bangkok en la estación de autobuses de Mo Chit. Cargamos todo el material en el autobús y esperamos a que el bus se pusiera en marcha dirección a la capital de Laos, Vientiane. Eran las 8 de la noche y llovía de una manera que no parecía que volvería a salir el sol nunca más. Pasamos 10 horas atravesando toda Tailandia hasta llegar a la frontera de Laos. Pasamos sin problemas y nos plantamos en Vientiane en 2 horas. Solamente salir del bus una docena de conductores de tuk-tuk estaban esperando ansiosamente para ver quién sería el afortunado que nos llevaría al Hostal donde nos quedaríamos aquella noche. Aquel primer día nos dedicamos a visitar la ciudad. Una ciudad con pocos turistas debido a las malas críticas que le hacen. Nuestro objetivo no estaba en la ciudad así que ya estábamos pensando en los próximos días que teníamos por delante.

Wat That Luang Neua
Wat Si Saket

Al día siguiente nos pusimos dirección a la estación de autobuses del norte de Vientiane para coger una pequeña furgoneta que nos llevaría hasta el pueblo de Vang Vieng. Fueron sólo 4 horas pero, la mayor parte de la carretera no estaba asfaltada, era un camino de tierra con baches y llena de polvo y recuerdo que hacia la mitad del camino se puso a llover.

Llegamos pasadas las 8 de la noche y fuimos a dejar rápidamente las mochilas al Hostal donde nos quedaríamos los próximos 3 días. Teníamos hambre y nos fuimos a cenar a un restaurante local que nos quedaba cerca.

Al día siguiente nos levantamos a las 8 de la mañana y las 9 ya estábamos de camino a las vías de escalada. Para llegar cogimos un tuk-tuk que nos aproximó a las vías y desde allí cogimos una pequeña barca donde cruzamos el río. Una vez cruzado el río solo caminamos 5 minutos para llegar a la zona de escalada.

Zona de escalada Sleeping Wall ( 5a – 7b+ )
Cruzando el río Nam Song

La zona llamada Sleeping Wall tenía dos partes, una que estaba dentro de un desfiladero con los primeros seguros algo mojados, debido a la lluvia de los últimos días y otra parte fuera donde la pared era muy buena. Esta zona nos gustó mucho así que repetimos el siguiente día.

Ya escalando en una de las paredes del desfiladero
Yo debajo de las vías de la parte de afuera

El último día de escalada fue algo más que escalada, fue una aventura algo comprometida. Desde el Hostal las vías nos quedaban a 5 km así que decidimos ir caminando. Pasamos por medio de todo el pueblo, atravesamos ríos con puentes de madera, caminando largo tiempo por arrozales hasta llegar a una casa de una señora mayor donde nos dio una llave para pasar por sus tierras e ir hacia las vías. Todo esto parecía normal y la verdad es que muy bonito, pero lo que no sabíamos era lo que nos esperaba después. Un camino en medio de la selva, lleno de plantas gigantescas con insectos, donde ninguno de los dos sabía bien cuál era la dirección, pero solo veíamos un pequeño camino que lo íbamos siguiendo todo el tiempo. Llegamos a un punto donde se hizo imposible atravesar la vegetación y dimos la vuelta.

Primer puente de madera con el Río Nam Song
A las afueras del centro de Vang Vieng

Los dos pensábamos que no podríamos escalar, pero mientras caminábamos de vuelta vimos otro camino que iba directo hacia la pared que teníamos delante. Lo seguimos y nos pusimos de lleno en un camino con rocas, así que esta vez nos tocó empezar a trepar, dejamos de ver el sol y el ambiente era cada vez más húmedo, las rocas estaban mojadas y llenas de insectos, pero al largo tiempo de caminar por ese “camino” salimos a la zona de escalada, con un sol radiante, las vías muy buenas y con una calidad de roca buenísima. Todavía pensamos si fue buena idea atravesar toda aquella vegetación, pero al fin y al cabo pudimos escalar, que es lo que estábamos buscando.

La zona llamaba Pha Daeng, está separada por tres partes, llamadas Left wall, Hangover wall y Main wall, la dificultad va desde el 5b al 7a+. Con gigantescas chorreras que caían por toda la pared con una piedra caliza perfecta. Donde se juntaban las chorreras, los agujeros y las finas placas, todo esto hacían un paraíso ese lugar.

Hangover wall
Los dos en el sector Main wall,  Pha Daeng
Vistas desde Pha Daeng Mountain
Caminando entre arrozales

Al día siguiente nos subimos en un autobús que nos llevó de nuevo a Vientiane durante 3 horas y 30 minutos, después cogimos otro autobús que nos llevó al Noroeste de Tailandia atravesando el río Mekong durante 3 horas y desde allí cogimos otro autobús durante 7 horas mas y que finalmente nos llevó de vuelta a casa, Bangkok.

No puedo explicar todo lo que sentí en aquellos momentos, pero es una experiencia totalmente nueva a lo que no estoy acostumbrado. Las altas temperaturas, la vegetación de un clima tropical, los insectos, el nuevo tipo de roca, entre muchas otras cosas, hacen que aprenda mucho y me ayuden con mi camino como escalador.

Preparación del Rock Trip Laos

Llevaba las últimas semanas pensando en donde podíamos ir a escalar, esta vez buscaba algo nuevo y lleno de aventura y hoy lo hemos decidido al fin, nos vamos a Laos. En siete días partimos hacia un lugar lejos y poco conocido. Ya estamos preparando todo el material habitual para un viaje de escalada como: ropa de deporte, material duro de escalada, los pies de gato, el magnesio, el casco, etc y además algún material que no estamos acostumbrados a coger con frecuencia, como una red de mosquitos para dormir, pastillas para la malaria y un montón de DEET (repelente para mosquitos).

Me voy a Laos con Ya, mi chica y los dos pensamos que estamos a punto de empezar lo que puede llegar a ser la aventura más real que hemos tenido juntos.

Nuestro objetivo está en Laos y es ir a escalar en las montañas de Pha Daeng .Situado en el río Nam Song en la provincia de Vientiane a cinco horas de autobús del norte de la capital.

Uno de los mejores sitios de escalada en Asia, con una impresionante piedra caliza, que cuenta con más de 200 rutas de escalada. Tanto para principiantes como para expertos ya que tiene desde el 4a hasta el 8b dando preferencia a los 6b – 7a+.

Estas montañas han sido descubiertas hace relativamente poco, un chico de parientes franceses y parte de laos empezó a escalar en el 2002 y desde entonces que no han parado de descubrir nuevas zonas.

Río Nam Song con las montañas Pha Daeng
Una de las zonas de escalada

Tal vez una de las cosas más duras del viaje será llegar hasta el pueblo donde estaremos el resto de días. El viaje empieza en Bangkok, Tailandia, donde cogeremos un autobús que nos llevara hasta la capital de Laos, Vientiane durante aproximadamente 12 horas. Desde allí cogeremos un autobús que nos llevara por caminos de tierra con subidas y bajadas durante 5 horas hasta llegar a Vang Vieng.

Allí nos espera una vegetación densa propia de selvas subtropicales, un clima tropical y caracterizado por los monzones. Pensando en las fechas que vamos puede que nos salvemos de la infernal humedad ya que entra la estación fresca y el clima es más “agradecido”.

Estoy acostumbrado a terreno montañoso, donde predominan los entornos fríos y con nieve, e incluso en algunos momentos la alta altitud. Pero la selva es algo totalmente nuevo e intimidante pero a la vez emocionante.

Tham Phu Kham

Pienso que será una gran oportunidad para descubrir una parte del mundo donde también hay mucho potencial de escalada, podre entrar de lleno en la cultura de Laos ya que donde vamos se encuentra en el centro del país en pequeños pueblos y lo seguro, es que volveré a casa con muchas experiencias.

Gra de Fajol Petit por la canal Estreta

El Gra de Fajol Petit es una montaña de 2.563 metros situada en el municipio de Setcases en el Ripollès 21845319y forma parte del circo montañoso de Ulldeter en el Pirineo Oriental.

Es una zona muy concurrida debido al gran repertorio de actividades que se pueden practicar y también gracias a la estación de esquí de Vallter 2000.

La zona de Ulldeter fue uno de los primeros lugares para practicar el excursionismo de Cataluña. Y hoy en día es una de las escuelas de alpinismo más frecuentadas del Pirineo.

Nosotros dejamos el coche en una de las curvas de la carretera que sube hasta la estación de esquí de Vallter 2000 y allí fue donde nos preparamos todo el material que necesitaríamos para hacer la canal estrecha o central. Nos guardamos todo el material en la mochila, menos el arnés que nos lo pusimos en la cintura.

P1020978

Empezamos a caminar directos a la canal ya que el camino no tiene complicación y se ve claramente la canal y todas las demás que suben hasta la cima del Gra de Fajol Petit. Una vez llegamos a los pies de la canal,  nos equipamos con todo el material y nos encordamos. Mi compañero y yo nos fuimos alternando los largos y así fuimos progresando. P1020983

P1020992

A media canal nos encontramos un grupo de tres chicos que iban un poco lentos e hicieron que nos retrasáramos un poco. La canal no tiene complicaciones, los resaltes del hielo estaban en buenas condiciones y no tuvimos problemas para superarlos. Fuimos haciendo poco a poco hasta que llegamos a la cresta, donde soplaba mucho viento y el frío se hacía notar, así que decidimos ir rápidos hacia la cima, pero caminar por la cresta se hizo complicado y dificultoso debido al fuerte viento que soplaba y tuvimos que ir con mucho cuidado.

P1040006

P1040011

P1040024

Llegamos a la cima y nos hicimos unas fotografías y nos fuimos directos hacia abajo sin pensarlo dos veces. La bajada la hicimos por uno de los caminos que quedan entre el Gra de Fajol y el Gra de Fajol Petit, hasta llegar al Refugio de Ulldeter a 2.220 metros.

* Canal Estreta o Central AD+, 220 m , 45º – 65º.

Intento a la Barre des Écrins 4.101 m

La Barre des Écrins es una montaña situada en los Alpes Franceses, que se levanta entre las poblaciones de Grenoble, Briançon y Gap. Su cima es el punto más alto del Macizo de los Écrins con una altitud de 4.101 metros.

Su cara Sur está formada por multitud de rocas, mientras que la cara Norte está cubierta por el inmenso glaciar llamado Glacier Blanc.

Llevábamos 15 días escalando entre Italia y Francia y subiendo a un pico de más de 4.000 metros en Italia, así que teníamos el cuerpo aclimatado y preparado para subir a la Barre. Una tarde de lluvia sentados en nuestra tienda de campaña estábamos hablando de cuál sería el plan de ataque a la cima y sacamos la conclusión de:

El primer día dejar el coche en el aparcamiento Du Pré de Madame Carle 1.874 metros y subir directamente al Refugio de Écrins a 3.170 metros, pasando antes por el Refugio de Glaciar Blanco a 2.542 metros. El segundo día, si el tiempo nos acompaña hacer cima en la Barre d’ecrins y bajar hasta el aparcamiento.

Mapa de la cara nord-est

Nos despertamos en el Camping Ailefroide y nos pusimos en marcha hacia la carretera que nos llevaba al aparcamiento. Dejamos el coche y empezamos a caminar hacia el refugio, llevábamos un ritmo alto si comparábamos con los otros alpinistas que se dirigían hacia arriba. Al principio no nos cruzamos con nadie pero a medida que el día iba amaneciendo empezamos a cruzarnos con gente que venía de pasar la noche en los refugios de más arriba. No tardamos en llegar al primer refugio Glacier Blanc, y allí hicimos una pequeña parada para comer un poco e hidratarnos. Los dos sabíamos que no estábamos solos y no me refiero a otros alpinistas, me refiero a la tormenta que nos estaba siguiendo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras parar unos minutos nos pusimos en marcha de nuevo y a partir de aquel punto no nos encontramos a nadie más. Estuvimos caminando tranquilos sin grandes compromisos pero llegamos a un punto donde nos pusimos de lleno en el Glacier Blanc y nos encordamos en ensamble. Ahora sí, la tormenta estaba detrás, cada vez que nos girábamos veíamos la tormenta más cerca de nosotros amenazándonos con una densa niebla. Dejamos el glaciar a nuestra izquierda para enfrentarnos a la última subida antes de llegar al Refugio de Écrins con la nieve que empezaba a caer sobre nosotros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Durante la cena nos anunciaron que nos habíamos quedado sin agua por culpa del frío y que las partes comunes de fuera habían sido cerradas por la nieve. Nos fuimos a la cama a les 19 pm, junto a otro grupo de gente de Italia y de Suecia.

Al día siguiente nos levantamos a las 3:30 am para ver si la tormenta había amainado, pero la situación no era buena, a sí que nos pusimos de nuevo a la cama y a las 4:30 am nos levantamos y desayunamos. Escuchamos entre todo el alboroto que había un grupo de Suecos que había decidido salir y abrir traza de nuevo, pero la mayoría de gente pensaba en olvidarse de la cima y volver hacia abajo. La niebla no nos dejaba ver bien, el tiempo cada vez iba a peor y la temperatura cada vez era más baja así que decidimos no hacer cima. Nos pusimos de nuevo a la cama y a las 9:00 am nos levantamos y nos pusimos a caminar hacia abajo.

Aquel día no pudimos hacer cima pero prometimos volver y hacer aquel objetivo que nos habíamos planteado y que el tiempo no nos dio tregua para hacerlo.

Aventura en Krabi

Después de estar escalando en algunos rocódromos de Bangkok ya empezaba a echar de menos la “roca”. Así que como siempre me había impresionado ver vídeos de gente que se iba a una isla perdida en Tailandia para escalar, empecé a mirar donde podíamos ir y hacer nuestra propia aventura.

No fue fácil decidir el lugar pero finalmente nos dirigimos a Railay Beach, pequeña península situada entre la ciudad de Krabi y Ao Nang.

El acceso es solamente en bote ya que los numerosos acantilados cortan el paso.  Nosotros cogimos el bote en la playa de Ao Nang, Krabi y desde allí nos dirigimos hacia la playa de Ton Sai y estuvimos caminando por la zona. Después tomamos el camino que llevaba hasta la playa de Railay; camino equipado con cuerdas, lleno de barro y con vegetación gigante digna de un clima tropical.

Como describe la revista Desnivel: “descomunales extraplomos calcáreos plagados de atormentadas y retorcidas chorreras, en las que se contorsiona un escalador, sobre un fondo de arenas blancas de coral, aguas turquesas y agujas de caliza que emergen sobre un mar salido de nuestros más profundos y exóticos sueños ”

En la barca yendo hacia Railay

En total hay más de 400 vías de una caliza de altísima calidad. Repartidas en 35 sectores que se agrupan en 4 áreas. Uno a destacar es el Thaiwand Wall área, espectacular aguja de más de 120 metros de altura, con vías equipadas de hasta 5 largos.

Nosotros estuvimos en Railay East Area, zona de grado medio a pocos pasos del mar. Estuvimos disfrutando hasta las 4 pm, debido a que en aquella hora salían las últimas barcas para abandonar la isla.

Los dos mirando los pasos de la vía

 

Su primera vía de contacto en Railay

Después de 10 días por el Sur de Tailandia, ahora ya en casa, pensado donde puede ser el siguiente viaje de escalada.

* Escribe Miquel Àngel